EL PELIGRO OCULTO DE LA MÚSICA ROCK

17Aunque usted no lo crea el colocar mensajes ocultos en la música popular es parte del plan de Satanás para difundir rebelión en la gente, especialmente los jóvenes. A fines de los 50?s un joven Tennessee de nombre Elvis Presley hizo enojar a muchos padres de familia con sus sensuales movimientos al cantar. Creo que hoy día muchos padres preferirían a Elvis a los actuales artistas de música rock. Por lo menos Elvis no exaltó la perversión, la muerte, la sangre ni a Satanás.

Las cosas han cambiado. Al principio de los años setenta, un cantante masculino llamado Alice Cooper (Alicia Cooper) inició una nueva modalidad en la música a la cual dio el nombre de “shockrock” en que él se vestía con atuendos grotescos y apuñalaba y desmembraba a muñecas simulando actos violentos. Cooper todavía hace giras. Ahora su estilo de música se llama “splatter (salpicante) rock” por las películas ultra-violentas como The Texas Chainsaw Massacre (La masacre de la sierra sinfín en Texas), Friday the Thirteenth (viernes Trece) y Nichtmare on Elm Street (pesadilla de la Calle Elm).

La música rock en todos los estilos es la música más escuchada, basada en la popularidad de emisoras de música rock en comparación con emisoras de otros estilos de música. En esta manía de música rock, la mezcla de música con sexo, sangre, muerte y ocultismo ha llegado a ser tan común que hay categorías de rock dedicadas a cada tema; metal, muerte, Satanás y punk.
Los grupos de rock se visten estrambóticamente y presentan imágenes violentas y groseras junto con su pesada música rock. En sus conciertos presentan calaveras, sangre, cuchilladas simuladas, mutilaciones y decapitaciones. Algunos cantantes roen huesos o beben sangre como parte de su presentación. Esta es música malévola, llena de odio, rencor y rebeldía. Promueve el sadismo y la violencia. Puede pensar que éstos son casos aislados. ¡Incorrecto! Esta clase de música es una parte principal de la cultura juvenil del mundo occidental. Y ¿cómo llegó esta música a ser tan maligna y violenta en solo una generación? La respuesta se encuentra, creo yo, en otro tema dominante de esta música, la influencia del ocultismo.

Criaturas diabólicas

Muchas presentaciones de grupos de rock pesado incluyen imágenes del ocultismo, ritos satánicos y alusiones a la magia negra. La letra de las canciones muchas veces exalta a Satanás y lo oculto. Un amigo periodista quien, antes de entregar su vida a Jesucristo, escribía sobre el mundo de la música rock, me contó que muchas veces al entrar en los camerinos antes de los conciertos vio a los cantantes rezando y dedicando su presentación a Satanás. Satanás y sus demonios forman parte de esta clase de “espectáculo”. Los nombres de unos grupos de Rock negro lo confirman:

Hacha de Bruja (Axe Witch)
Masacre Enigmática (Cryptic Slaughter)
Reunión de Brujas (Coven)
Patihendido (Cloven Hoof)
Angel Oscuro (Dark Angel)
Demonio (Demon)
Los Muertos Malvados (Evil Dead)
Sepultero (Grave Digger)
Martillo del Infierno (Hell Hammer)
Estrella del Infierno (Hell Star)
Hereje (Heretic)
Empalador (Impalar)
Majestad Infernal (Infernal Majesty)
Agüero (Omen)
Poseídos (Possessed)
Rigidez Cadavérica (Rigor Mortis)
Satanás (Satan)
Pecador (Sinner)
Brujo (Warlock)

El valor de la venta de discos, cassettes, discos compactos, camisetas y otros artículos promocionando estos grupos ascienden a los miles de millones de dólares. Es probable que algún joven conocido suyo aficionado al rock tenga un disco de uno de estos grupos. Estos mensajes que exaltan la perversión y el ocultismo son escuchados por millones y están llegando a los corazones y penetrando al subconsciente de muchos jóvenes. El Dr. Paul Kling, un siquiatra que trata a jóvenes trastornados en una clínica en Memphis, Tennessee, dice que casi todos los drogadictos violentos escuchan “música rock pesada. No es tanto la música que los vuelve así, sino la letra de las canciones que llega a ser su filosofía”.

La cruz invertida

Una y otra vez he oído a personas decir que se puede disfrutar un estilo de música sin poner mucha atención a la letra. Pero piense en lo siguiente: El crimen violento e inspirado por el ocultismo es el delito de más a la incidencia en los Estados Unidos y está cobrando influencia en Latinoamérica. Larry Kahaner, periodista quien escribió el libro Sectas que matan, en 1988, ha ayudado mucho a las fuerzas de la ley a comprender la relación de los crímenes con el ocultismo. El analiza el incremento del delito así; “En los años 60 era la droga, en los años 70 el campo del crimen era el mundo de las computadoras. En los 80 era el terrorismo. El crimen como resultado del ocultismo es en realidad el crimen de los 90, y hasta nuestros días”.

El aumento explosivo en el numero de crímenes relacionados con el ocultismo ha hecho necesario que los departamentos de policía entrenen agentes como Patrick Metoyer, un veterano con veintitrés años de servicio en el departamento Policial de los Angeles. Mettoyer es un experto en explosivos, jefe de la sección de vigilancia de conspiración criminal y no es un hombre dado a la exageración o fantasía. Pero después de vigilar por tres meses a un testigo en el caso de los asesinatos hechos por el grupo de Charles Manso, Metoyer se dio cuenta cómo los lideres de sectas satánicas influyen en los actos de los que están metidos en el ocultismo. Ha recopilado información tan horripilante que a los oficiales de la policía les es difícil creer que se puedan cometer tales crímenes.

Pero estos crímenes si ocurren. Asesinatos en los cuales la víctima es decapitada para luego usar el cerebro y los ojos en sacrificios rituales en la preparación de brebajes. La mano izquierda cortada de un cadáver para dar poder a los satanistas. Un hombre comete un acto sexual con un cadáver. Tan grande es la preocupación de las fuerzas de la ley por los crímenes del ocultismo que Larry Jones, presidente de “Red de información de crímenes cometidos por sectas” (Cult crime Impac Network) y teniente del departamento de policía de Boise, Idaho, publica un boletín informativo con 1,750 suscriptores. El poder reconocer las señales distintivas ha ayudado a la policía en la investigación y solución de muchos crímenes satánicos.

Cuando Jim Hardy y dos de sus amigos mataron a golpes a un compañero de colegio en Carl Junction, Missouri, lo hicieron porque “Satanás nos dijo que lo hiciéramos”. Hardy y sus dos amigos se habían unido en un pacto satánico bajo la influencia de drogas, música rock y adoración a Satanás. Después del asesinato en el cual la víctima fue golpeada más de setenta veces con un bate de béisbol, Hardy murmuró: “Sacrificio a Satanás” y botó el cadáver en una cisterna que denominó; “Pozo infernal”. Refiriéndose al culto a Satanás, Hardy comentó después, “No se puede quedar como un simple aficionado. Toma control de uno muy rápidamente… definitivamente había algo dentro de mí”.

La mayoría de las personas no saben que el crimen satánico que se comente durante practicas ocultas es primeramente anticristiano y resulta en desprecio y ataques contras las creencias, instituciones, símbolos y personas cristianas.
Un símbolo popular del ocultismo es la cruz invertida. Cualquier investigación del ocultismo revela la prominencia de la cruz invertida, y las ideas y practicas que violan las enseñanzas y símbolos de Cristo. Algunas prácticas del ocultismo exigen la violación en una iglesia o un altar.

(Tomado del libro “LA PERSECUCION QUE SE AVECINA”)

Aun no hay comentarios, puedes ser el primero.

Deja un comentario


*